7 consejos para mantener tu coche en invierno

Las vacaciones navideñas se acercan y llega el momento de visitar a los seres queridos que vemos menos a menudo o de buscar destinos alternativos para vivir estas señaladas fechas de forma diferente. En cualquier caso, las carreteras se llenan de viajeros con ganas de llegar a su destino sin sobresaltos, por lo que la prevención es especialmente importante. Aquí tienes siete consejos para asegurarte de que viajarás de la forma más segura posible.
En invierno anochece mucho antes y no querrás que las luces te jueguen una mala pasada. Las condiciones climatológicas pueden hacer que circules por zonas afectadas por lluvia en incluso nieve o hielo, por lo que la distancia de frenado aumenta considerablemente.

El parabrisas es una de las partes del coche que más sufre las inclemencias del tiempo durante el invierno. Asegúrate de que tienes a mano unas escobillas de parabrisas en estado óptimo, para que puedas quitar con efectividad la escarcha de tu coche sin castigarlo.

Ten a mano productos anticongelantes para tu parabrisas y motor. Si ves una pequeña marca en la luna no lo dudes, arrégala. Te evitarás comprar una nueva.

No te conformes con instalarnos únicamente en uno de los ejes. Tener todos los neumáticos adaptados a condiciones de invierno pueden evitarte situaciones peligrosas como trombos o tomar las curvas de forma imprecisa, que puede llevarte incluso a salir en recto de una curva.
Las temperaturas bajas afectan a tus ruedas, que pierden presión. Antes de empredender la marcha, asegúrate de comprobarla. Desde Michelin recuerdan ajustarla con los neumáticos en frío, habiendo rodado el coche menos de 4 km.

Evita conducir con abrigo o prendas de abrigo gruesas ya que perderás movilidad y eso se traducirá en reducción de tiempo de reacción ante imprevistos y a que te fatigues antes.

No conduzcas con la calefacción demasiado alta, ya que puede aumentar la sensación de fatiga y si llevas lentes de contacto puedes sufrir sequedad de ojos. Aunque no sea verano no olvides hidratarte. Las bebidas dulces son una excelente elección.

Tómate un momento en tu tiempo libre para saludar a esas extrañas del maletero y asegúrate de aprender a colocarlas ya que te pueden sacar de un buen apuro. Para condiciones en las que ni las cadenas valen, no te preocupes, iremos a rescatarte.

Otros grandes olvidados. Asegúrate que el reglaje de los faros es correcto para evitar deslumbrar a los coches de enfrente y para que veas con claridad la vía. Recuerda comprobar ese faro anti-niebla que llevas tanto tiempo sin utilizar.

Lo más importante en cualquier caso es circular con precaución y recordar la máxima: no hay que apurarse, todo llega tarde o temprano.

¡Comparte en tus redes!
Te llamamos
Leer más artículos