Legal

¿Cómo redactar un contrato de compraventa de una vivienda?

Allianz Assistance - Contrato de compraventa vivienda

¿Has decidido que es momento de poner a la venta tu casa? Quizá estás pensando en comprar una vivienda y la transacción se va a realizar sin la intervención de intermediarios como inmobiliarias o agencias. Si tienes dudas sobre cómo redactar un contrato de compraventa de una vivienda y no cuentas con la ayuda de un profesional, te damos todas las claves para que puedas hacerlo.

A la hora de comprar o vender una vivienda y antes de escriturar ante un notario la transmisión de la misma, deberemos contar con un contrato de compraventa que detalle las circunstancias en las que se realiza esta transacción. Pero cuando lo redactes, ten en cuenta siempre que se trata de un documento de plena validez legal, por lo que las partes firmantes del mismo estarán obligadas a cumplir con los términos plasmados en dicho documento. De no ser así podríamos vernos en un incumplimiento de contrato y podríamos ser demandados por ello. Por este motivo es importante atender a cada detalle del mismo. Estos son los puntos a los que debes prestar atención y que deben aparecer en el contrato:

  • Fecha y lugar: todo contrato cuenta con estos datos, tanto en el inicio del mismo como al final.
  • Identificación de las partes: comprador y vendedor deben quedar perfectamente identificados como tales, además de indicar si es una persona, son varias (en cuyo caso deberán estar todas identificadas) y si la compra se hace de forma nominal o a través de un representante.  Además de los nombres completos deben figurar los DNI de todos los firmantes, así como los domicilios de vendedor y comprador. 
  • En caso de herencia: cuando la vivienda en cuestión es vendida por el heredero o herederos de una persona fallecida que aparece como titular de la misma, debe figurar por escrito esta circunstancia y el título de propiedad con que vende el o los herederos.
  • En caso de matrimonio: si éste se encuentra en régimen de bienes gananciales, e independientemente de si se encuentran separados o no, deberán firmar los dos cónyuges, al igual que si se trata del domicilio conyugal efectivo, aunque la propiedad pertenece únicamente a uno de los dos miembros del matrimonio.
  • La vivienda objeto de venta: a la hora de identificar la vivienda que se va a vender, hay que dejar por escrito qué tipo de vivienda es (piso, ático, chalet, etc.), dónde se encuentra ubicado (calle, piso, puerta, escalera, localidad, CCAA., etc.), el título de propiedad del vendedor y las propiedades con las que linda la vivienda. Además deberá figurar el estado de la casa y de las instalaciones y zonas comunes de las que disponga si fuera el caso.
  • En caso de pertenecer a una comunidad de vecinos: en estos casos el vendedor deberá acreditar que está al corriente del pago de los gastos de la comunidad así como también de posibles derramas y otros gastos. Es importante que esto quede reflejado en el contrato: de lo contrario, el comprador podría tener que hacerse cargo de los impagos.
  • Si tiene hipoteca u otras cargas: En caso de que la vivienda tenga un hipoteca, deudas, embargo, etc., debe figurar en el contrato y debe pactarse qué responsabilidad tiene cada una de las partes sobre esas cargas así como quién debe pagar los gastos derivados de las mismas. Esto es fundamental si no queremos ser estafados ya que si escrituramos la casa a nuestro nombre sin dejar claro este punto, podrían embargar la casa y al estar a nuestro nombre, nos quedaríamos sin ella. Por este motivo, en caso de contar con una hipoteca, debemos tener en cuenta las dos opciones, una es la de subrogarse la hipoteca (pero ojo, las condiciones y el banco serían los que tuviera el propietario por lo que deberás estudiar bien las condiciones antes de aceptar esta opción) y la segunda posibilidad es exigir al vendedor que cancele la hipoteca (asumiendo los costes) y así nos la venda sin carga.
  • Asunción de los gastos: deben quedar reflejados los gastos de la compraventa y qué parte se hará cargo de cada uno de los mismos. Un ejemplo son los gastos de escritura. Según la ley, el vendedor debe correr con el grueso del coste de ésta, sin embargo, si se llega a un acuerdo y mientras que figure en el contrato, puede ser el comprador quien asuma este gasto. Por lo general en este apartado se suele imponer que los gastos se ajusten según ley, pero si no es así deberá especificarse quién asume cada uno.
  • Precio total y forma de pago: una de las partes fundamentales de todo contrato de compraventa es el precio y la forma en que se va a efectuar el pago. Si se va a hacer una señal (arras) deberá figurar en el contrato esta cantidad de adelanto.

Esperamos haber podido resolver tus dudas sobre lo que debe incluir un contrato de compraventa de una vivienda. Recuerda que si contratas un seguro de asistencia jurídica contarás con asesoramiento telefónico ilimitado por parte de un equipo de abogados multidisciplinar y con asesoramiento profesional para la redacción o revisión de contratos y otros documentos legales. 

Comparte en tus redes

AWP P&C SA. Sucursal en España es el establecimiento permanente en España de la entidad aseguradora francesa AWP P&C SA. inscrita en el Registro Administrativo de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con la Clave E-0202; y en el Registro Mercantil de Madrid Tomo 26.138, Folio 140 Sección 8, Hoja M-471120. Para contactar con AWP P&C SA. Sucursal en España puede hacerlo a través de email (comercial.es@allianz.com), teléfono (902 102 998), o correo postal: Ramírez de Arellano, 35, 3ª planta, 28043 - Madrid. NIF nº:W0034957A

AWP P&C SA. está autorizado por el órgano superior de seguros francés ACP (Autorité de Controle Prudentiel) y forma parte de Allianz Group.