El gran aliado del propietario: el seguro de impago de alquiler

Antes de lanzar tu vivienda al mercado del alquiler, asegúrate de contar con la mejor protección frente a unos inquilinos conflictivos

La vivienda es uno de los bienes que, con frecuencia, supone una mayor inversión y, tal vez por eso, mucha gente opta por el alquiler frente a las temidas hipotecas. Ser propietario de un inmueble supone, por tanto, una oportunidad más que factible de conseguir unos ingresos extra dando respuesta a una de las demandas más populares del mercado.

Las condiciones en las que te decidas a colocar tu casa en el parque inmobiliario del alquiler determinarán, en parte, el éxito de tus objetivos.  En este contexto, contar con un seguro de impago de alquiler será, sin duda, uno de tus grandes aliados. Y es que, tan cierto como que arrendar una vivienda supone un flujo relativamente constante de ingresos, lo es que la experiencia puede no resultar tan gratificante como esperabas.

En ocasiones, la firma de un contrato de alquiler de vivienda supone una auténtica condena para los propietarios que asisten atónitos a las malas praxis por parte de sus inquilinos. El impago de las rentas, los incumplimientos reiterados de las cláusulas del contrato o, en el mejor de los casos, el abandono sin previo aviso del inmueble con uno o varios recibos de suministros pendientes, son sólo algunas de las escenas a las que es posible que tengas que enfrentarte como arrendador.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes?

Entre las mayores preocupaciones que pueden atenazarte si estás decidido a poner tu vivienda en alquiler se encuentra el impago de las mensualidades. Sin embargo, esta no es la única cuestión que puede trastocar el idílico sueño obtener una rentabilidad por tu inmueble y que, si dispones de un buen seguro de impago de alquiler, estará atendida. Entre las coberturas y eventualidades más frecuentes puedes encontrar:

  • Impago de la renta: No atender el pago de las mensualidades estipuladas por contrato es, con diferencia, uno de los principales desvelos de cualquier propietario de una vivienda en alquiler. Tener un seguro de impago de renta te garantizará el cobro de las mismas durante el período que hayas pactado en tus condiciones. 

  • Gastos de cerrajero y cerradura: Si finalmente es un juez quien tiene que resolver el alquiler de tu vivienda, es posible que se produzca un desahucio. En este caso y también si fuera consecuencia de actos vandálicos, tu seguro abonará los honorarios del cerrajero y cerradura nueva.

  • Actos vandálicos: Un escenario desagradable como es tener desavenencias con tus inquilinos, tiende a dejar huella en la vivienda alquilada. En ocasiones, los arrendatarios pueden atentar contra la propiedad ocasionando desperfectos que serán asumidos por tu seguro de impago del alquiler.

Al margen de estas situaciones has de saber que, contratar un seguro de impago de alquiler te brindará asistencia jurídica telefónica en cualquier momento para que puedas resolver las tus dudas relacionadas con el alquiler de tu vivienda y, en caso de que finalmente hayas de iniciar procedimientos legales, contarás con un equipo experto de letrados para defender tus intereses judicial y extrajudicialmente.

Más vale prevenir

Ser propietario de una vivienda es una ventaja que implica, además, una responsabilidad con respecto al bien en cuestión. Salvaguardar tu propiedad, empleando para ello todos los mecanismos a tu alcance, es la mejor manera de conseguirlo. Un seguro de impago del alquiler es un gran aliado en esta tarea  y es que, más allá de las coberturas establecidas por póliza, permite prevenir eventualidades mediante la realización de un estudio de viabilidad de tus inquilinos. La gestión supone una investigación previa a la firma del contrato de arrendamiento que, a través de diferentes documentos, esclarecerá si los arrendatarios se encuentran en condiciones de afrontar el alquiler.

Como ves, las situaciones que pueden amenazar un alquiler seguro son de lo más variopintas pero también son amplias las garantías que te ofrece la contratación de un seguro de impago de alquiler. Solicitar el asesoramiento de un experto disipará tus dudas al respecto y te permitirá dar con la solución que mejor se adapte a tus necesidades y al mejor precio .

AWP P&C SA. Sucursal en España es el establecimiento permanente en España de la entidad aseguradora francesa AWP P&C SA. inscrita en el Registro Administrativo de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con la Clave E-0202; y en el Registro Mercantil de Madrid Tomo 26.138, Folio 140 Sección 8, Hoja M-471120. Para contactar con AWP P&C SA. Sucursal en España puede hacerlo a través de email (comercial.es@allianz.com), teléfono (902 102 998), o correo postal: Ramírez de Arellano, 35, 3ª planta, 28043 - Madrid. NIF nº:W0034957A

AWP P&C SA. está autorizado por el órgano superior de seguros francés ACP (Autorité de Controle Prudentiel) y forma parte de Allianz Group.