Ventajas de contar con un seguro de familia legal

En un mundo tan complejo y judicializado como el actual, donde existen miles de normas que condicionan nuestra vida diaria, disponer de un buen seguro de familia legal puede evitarte más de un disgusto.

En este artículo podrás conocer las principales ventajas de este tipo de pólizas y algunas de las razones más importantes que podrían motivarte a contratarlas.

Sean cuales sean tus circunstancias personales y familiares, un buen seguro de defensa jurídica para familias te proporciona tranquilidad y seguridad frente a todo tipo de dudas o conflictos legales.

Así, a diferencia de otras clases de pólizas de carácter individual o profesional, estos seguros ofrecen cobertura legal y asesoramiento jurídico para toda la familia en la vida diaria. Tanto si sois solo dos como si tienes una familia numerosa, el seguro se adaptará perfectamente a tus circunstancias.

En ocasiones, por nuestro estilo de vida o circunstancias particulares, pensamos que es poco probable que vayamos a necesitar los servicios de un abogado. Por ello, algunas veces tendemos a infravalorar la conveniencia de los seguros de defensa legal para familias.

Sin embargo, la realidad suele demostrarnos lo contrario. Por una parte, los conflictos de tipo legal son más frecuentes de lo que desearíamos y, por otra, este tipo de pólizas no solo pueden ayudarnos en caso de conflicto.

De hecho, como veremos luego al analizar las coberturas de estos seguros, los beneficios son mucho más amplios. Desde ayudarte a hacer valer tus derechos ante la Administración, hasta formular reclamaciones bancarias o asesorarte en todas las gestiones necesarias tras el fallecimiento de un familiar, el seguro es una herramienta de gran valor en el día a día.

En términos absolutos, disponer de un buen seguro de familia legal resulta sorprendentemente barato, ya que hay opciones con un coste inferior a los 100 euros anuales.

Pero es que si tienes en cuenta el precio de cualquier mínimo asesoramiento jurídico (no digamos ya la contratación de un abogado), verás que estas pólizas son muy rentables. Por ejemplo, todas las modalidades de seguro de defensa jurídica de familia de Allianz incluyen asesoramiento telefónico ilimitado y cuatro consultas presenciales con un abogado al año.

Por tanto, aunque no tuvieses que hacer uso de las coberturas de defensa en juicio, incluso así podrías sacar mucho partido al seguro para cualquier consulta o asesoramiento. La tranquilidad mental que te dará saber que estás actuando siempre conforme a la ley, o estar seguro acerca de qué puedes exigir en una situación de conflicto, compensa ampliamente el coste de estas pólizas.

Entre otros beneficios para la protección familiar a nivel legal, estas pólizas de defensa jurídica incluyen coberturas como las siguientes:

  • Asesoramiento jurídico (ilimitado por vía telefónica, además de disponer de hasta cuatro consultas presenciales al año con un abogado).
  • Defensa penal (en juicios de faltas del ámbito particular).
  • Defensa laboral.
  • Defensa jurídica del consumidor (reclamación de derechos por contratos en el sector de consumo).
  • Defensa supletoria de responsabilidad civil en procedimientos penales y civiles de ámbito particular.
  • Defensa frente a la Administración en todo tipo de procedimientos administrativos que te afecten en tu vida particular.
  • Reclamación de daños extracontractuales (tanto daños materiales y corporales, como perjuicios patrimoniales).
  • Reclamaciones frente a entidades financieras por incumplimientos.
  • Reclamaciones frente a la Agencia Española de Protección de Datos, por incumplimientos de la normativa vigente en este ámbito por parte de los responsables o encargados del tratamiento de los datos.
  • Defensa fiscal.
  • Información, asesoramiento y gestiones en el ámbito de sucesiones (por fallecimiento de un familiar).
  • Defensa y asesoramiento en procedimientos de separación y divorcio.
  • Servicio de redacción y revisión de documentos legales (en materia fiscal, laboral, de alquiler, consumo, compraventa, etc.).

Por último, es importante mencionar que este tipo de seguro legal para familias tiene también la ventaja de su facilidad de contratación.

Bien sea por vía telefónica o directamente a través de internet, solo necesitarás unos minutos para elegir la modalidad de póliza más adecuada a tus circunstancias familiares y poner en marcha la contratación.

Prácticamente la única decisión que debes tomar es definir la cuantía máxima de los procedimientos que quieras cubrir con este seguro.

En definitiva, las ventajas de un buen seguro de familia legal se resumen de forma muy sencilla: tranquilidad y protección jurídica para ti y los tuyos a un precio realmente asequible.

¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos