Viajes

10 cosas que hay que hacer en Budapest

Allianz Assistance - Lorem Ipsum

Budapest, capital de Hungría, es una de las mayores joyas que se pueden disfrutar de Europa Central. Centro cultural, económico y político del país es, además, la séptima ciudad más poblada de la Unión Europea. Una curiosidad: es que es el resultado actual de la unión de las ciudades de Buda y Pest en 1873, separadas por el Danubio.

Su historia comenzó como la de un asentamiento celta. Siglos después, los romanos crearon el asentamiento de Aquincum. Tras la llegada de los húngaros y algún saqueo como el sufrido por los mongoles la ciudad se encumbró como una de las referencias culturales del Renacimiento. La derrota en la Batalla de Mohács del 29 de agosto de 1526 supuso el dominio otomano de la ciudad durante 150 años.

Tras el fin de la hegemonía otomana, los siglos XVIII y XIX supusieron una época de abundancia para la urbe, pasando a convertirse en la segunda capital del Imperio Austro-Húngaro. Años después Budapest vivió otros episodios como la Revolución Húngara de 1848, la breve República Soviética Húngara de 1919, las dos terribles batallas de la Operación Panzerfaust (1944) y el sito de Budapest (1945) durante la Segunda Guerra Mundial y la Revolución de 1956, ya bajo dominio soviético.

Aquí tienes 10 planes que no puedes dejar de hacer en esta emblemática ciudad:

1. Cruzar el Puente de las Cadenas

Uno de los puentes más icónicos de Europa, el Puente de las Cadenas divide la ciudad en dos mitades por encima del Danubio. En un principio la ciudad sólo podía cruzarse en barco y el río se helaba en invierno. El conde István Széchenyi fue el gestor de un proyecto que fue inaugurado el 20 de noviembre de 1849 y que tardó 20 años en construirse.

Hubo de reconstruirse, ya que los alemanes lo volaron durante la Segunda Guerra Mundial, y fue reinaugurado en 1949, coincidiendo con el centenario del primero. Con una distancia de 202 metros está custodiando por unos leones de piedra como guardianes. Merece mucho la pena visitarlo de noche.

2. Disfrutar de las tiendas de la avenida Váci Utca

Una de las calles más espectacular de la ciudad junto a la Avenida Andrássy, es además uno de los principales centros comerciales de la ciudad. Contiene verdaderas obras maestras de la edificiación, algunas de estas joyas datan del siglo XIX, pero la mayoría son del XIX y del XX. Además de galerías comerciales y varias cafeterías, tiendas de souvenirs u hoteles, destacan algunas tradicionales como Philanthia.

3. Visitar el Parlamento y el Castillo de Buda

El tercero en tamaño del mundo, por detrás del de Rumanía y el de Argentina, el Parlamento de Hungría es uno de los grandes edificios de la ciudad. Fue construido entre 1884 y 1902 para mostrar el gran poder de Budapest. Con 268 metros de ancho y 118 de largo preside, majestuoso, el Danubio.

El Castillo de Buda muestra una de las vistas más icónicas de la ciudad junto al Puente de las Cadenas, especialmente de noche. Fue durante años la residencia de los reyes de Hungría y actualmente alberga la Biblioteca Széchenyi, la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest.

4. Vislumbrar la ciudad desde el Bastión de los Pescadores

Con una vista privilegiada de la ciudad de Pest, los asistentes podrán disfrutar de las mejores de Pest desde este mirador situado en lo alto de la colina de Buda. Tiene siete torres en honor a las siete tribus fundadoras de la capital y en el centro, una estatua ecuestre de Esteban I, primer rey de Hungría. Es muy recomendable visitarlo al atardecer para obtener las mejores instantáneas y si esperas a que anochezca, la vista te lo agradecerá con una increíble estampa del Parlamento iluminado.

5. Degustar un delicioso Gulash

Este guiso es el referente por excelencia de la cocina húngara. Se trata se un guiso sencillo de hacer aunque su mayor dificultad reside en encontrarle el punto a la carne, que es cocinada a fuego bajo durante horas para darle ese toque jugoso que tanto lo caracteriza. Se suele servir con una ración de patatas y pimientos y perejil (un elemento imprescindible en esta receta). También se sirve como sopa. ¡Ideal para el invierno!

Allianz Assistance - Comer Gulash en Budapest

6. Darse un chapuzón en los Baños Széchenyi

Otro de los símbolos de la ciudad. Estas termas son punto habitual de encuentro para los residentes de la ciudad y un maravilloso lugar para deshacerse de las tensiones del día a día. Con piscinas de diferentes temperaturas tanto en el interior como el exterior del edificio, por un módico precio de 11 euros podrás disfrutar de sus 18 piscinas y por 10 más de un masaje para dejar todo el estrés de casa y el trabajo en algún rincón de Budapest.

7. Asistir a la Ópera

Uno de los ejemplos más imponentes del movimiento neo renacentista, el edificio de la Ópera de Budapest fue construido entre 1875 y 1884 bajo los planos del arquitecto Miklós Ybl y financiado por el rey Francisco José I de Austria. Asistir a cualquiera de sus obras es una forma perfecta de coronar una visita a esta preciosa ciudad.

8. Comprar en el Mercado Central

El más famoso de los mercados de Budapest fue construido a finales del siglo XIX con la intención de mantener en buen estado las conservas alimentarias de la capital. La población mostró su malestar por sus elevados precios, especialmente durante la Primera Guerra Mundial. Durante la Segunda fue bombardeado y perdió su cúpula. Fue restaurado y volvió a abrir sus puertas en 1994, lo que ha convertido en un auténtico motivo de orgullo para sus habitantes.

9. Maravillarte con la Plaza de los Héroes

Esta plaza es uno de los puntos más importantes de Budapest. Sus siete columnas rinden homenaje a las tribus fundadoras de la ciudad. La zona está rodeada de lugares de interés como el Museo de Bellas Artes o el Parque de la Ciudad, por el que merece la pena darse un buen paseo durante el fin de semana, ya que se llena de familias.

10. Descubrir el legado judío

La Sinagoga Judía de Budapest es la segunda más importante del mundo por tamaño y fue diseñada por el arquitecto Ludwig Foster. Durante la Segunda Guerra Mundial, este templo fue el centro de un guetto judío creado por los alemanes. Posteriormente, estos fueron enviados a campos de exterminio. El monumento del árbol de la vida, inaugurado en 1991, recuerda a las víctimas con cada uno de sus nombres en distintas hojas.

Comparte en tus redes

AWP P&C SA. Sucursal en España es el establecimiento permanente en España de la entidad aseguradora francesa AWP P&C SA. inscrita en el Registro Administrativo de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con la Clave E-0202; y en el Registro Mercantil de Madrid Tomo 26.138, Folio 140 Sección 8, Hoja M-471120. Para contactar con AWP P&C SA. Sucursal en España puede hacerlo a través de email (comercial.es@allianz.com), teléfono (902 102 998), o correo postal: Ramírez de Arellano, 35, 3ª planta, 28043 - Madrid. NIF nº:W0034957A

AWP P&C SA. está autorizado por el órgano superior de seguros francés ACP (Autorité de Controle Prudentiel) y forma parte de Allianz Group.