Contratación
Acceso profesionales

Efectos del frío extremo

La exposición al frío excesivo es tan peligrosa como la exposición al calor excesivo, la congelación y la hipotermia (descenso de la temperatura corporal) son las consecuencias más graves. En menor medida, la fatiga, entumecimiento, escalofríos, calambres musculares, hormigueo y dolor son también síntomas de la exposición excesiva al frío. Pero, son fáciles de evitar con estos consejos.

Tabcontainer Title

El sol, un enemigo con buenas intenciones

Todos necesitamos el sol para vivir. Asimismo, contribuye a nuestro bienestar psicológico (actúa como un antidepresivo), tiene un efecto positivo en determinadas enfermedades de la piel, y estimula la producción de vitamina D, que es esencial para el crecimiento de los niños y para mantener los huesos fuertes y sanos. Los rayos del sol se pueden desglosar en rayos visible (luz solar), los rayos infrarrojos (que causan sensaciones de calor) y los rayos ultra-violeta (UV).

Los rayos UV, que son invisibles y no emiten calor, son parcialmente filtrados por la capa de ozono de la atmósfera. Para defenderse, la piel aumenta la producción de melanina, un pigmento cuya abundancia en las personas de países muy soleados con eficacia los protege de los efectos nocivos del sol. Sin embargo, para exponerse excesivamente al sol, incluso con una piel naturalmente pigmentada, es correr un alto riesgo. Sólo hay una regla de oro - para divertirse en el sol, debes proteger tu piel!.

Hipotermia: ¿Qué es y cuándo se produce?

La hipotermia es un estado en el que la temperatura del cuerpo desciende, porque el cuerpo pierde calor más rápido de lo que lo produce. Hay dos tipos de hipotermia - leve y grave.

  • La hipotermia leve se produce cuando la temperatura corporal se sitúa por debajo de 37 ° Celsius. La respiración y el pulso se aceleran; los temblores aumentan, las manos y los pies son de color blanco y están fríos. Los primeros signos de una persona con hipotermia leve son fatiga, escalofríos, irritabilidad, y lenguaje o comportamiento inapropiados. Debemos animar a las personas con estos síntomas a moverse para que generen calor muscular. Deben aislarse del viento y la lluvia, y cambiar toda su ropa por otra seca. Hay que proporcionarles bebidas calientes.
  • La hipotermia grave se produce cuando la temperatura del cuerpo desciende por debajo de 33 ° Celsius. En este caso, la situación es mucho más grave. La víctima ya no siente ningún escalofrío o temblor, los músculos comienzan a endurecerse y los labios y las extremidades del afectado se ponen azules. El pulso y la respiración se tornan progresivamente más lentos, las sensaciones de confusión y la indiferencia comienzan a manifestarse, seguido de somnolencia, a continuación llega la pérdida de la conciencia y, finalmente, coma. A menos de 30 ° centígrados, los signos vitales ya no se detectan y la víctima aparece muerta: las pupilas están fijas y dilatadas, el pulso no se detecta, la respiración es muy débil y la insuficiencia cardíaca puede llevar a la muerte en cualquier momento.

    Todas las víctimas de hipotermia severa deben ser hospitalizadas de inmediato. Mientras llega la ayuda de emergencia, para cuidar de la víctima: la cubriremos con mantas gruesas y la desplazaremos con cuidado a  un lugar protegido del frío. El calentamiento de la víctima debe producirse de forma gradual (ropa seca, otras fuentes de calor en la habitación ...), sin embargo, en este caso particular, no deben frotarse las extremidades del cuerpo, exponer a la víctima a una fuente directa de calor, o administrar bebidas calientes que podrían llevar a que la temperatura interna del cuerpo aumentase demasiado rápido y resultaría muy peligroso para alguien que parece haber perdido la conciencia. Como siempre, es absolutamente necesario llamar a los bomberos o a una ambulancia de inmediato.

 

Congelación

La congelación afecta las extremidades del cuerpo (pies y manos), las orejas, la nariz y las mejillas. La congelación puede ser muy grave y llevar a la amputación de las partes del cuerpo afectadas o causar graves secuelas. Una pérdida gradual de la sensibilidad, entumecimiento o torpeza, un color pálido o azul un giro de las zonas afectadas son señales de advertencia. En este caso, hay que aplicar lenta y continuamente calor tanto en las zonas afectadas, como en el resto del cuerpo, pero evitando diferencias bruscas en la temperatura. Por ejemplo, no se puede colocar una extremidad congelada en agua muy caliente ni exponerla a una llama. Y nunca frotar, tocar o golpear las áreas congeladas.

AWP P&C SA. Sucursal en España es el establecimiento permanente en España de la entidad aseguradora francesa AWP P&C SA. inscrita en el Registro Administrativo de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con la Clave E-0202; y en el Registro Mercantil de Madrid Tomo 26.138, Folio 140 Sección 8, Hoja M-471120. Para contactar con AWP P&C SA. Sucursal en España puede hacerlo a través de email (comercial@allianz-assistance.es), teléfono (902 102 998), o correo postal: Ramírez de Arellano, 35, 3ª planta, 28043 - Madrid. NIF nº:W0034957A

AWP P&C SA. está autorizado por el órgano superior de seguros francés ACP (Autorité de Controle Prudentiel) y forma parte de Allianz Group.