Contratación
Acceso profesionales

La fiebre amarilla: precauciones del viajero

La fiebre amarilla, también conocida como "vómito negro" o la "plaga americana", es una enfermedad vírica e infecciosa, causante de un gran número de muertes en zonas endémicas como varios países de África y la zona norte de Sudamérica.

Aunque existe una vacuna efectiva, no se conoce cura. Es por esto que las personas contagiadas solo pueden seguir un tratamiento sintomático. 

Si viajas a una zona con fiebre amarilla, infórmate de en qué consiste, cómo protegerte y qué recomendaciones dan los expertos. 

Tabcontainer Title

¿Qué es la fiebre amarilla?

La fiebre amarilla es una enfermedad viral (provocada por un virus) que se transmite por la picadura de un mosquito (mosquito Aedes).

Existen dos zonas geográficas en las que la fiebre amarilla es endémica:

  • Zona 1:
    Africa Intertropical  (Angola, Benin, Burkina Faso, Burundi, Camerún, República Centroafricana, Congo - Zaire, Congo Brazzaville, Costa de Marfil, Etiopía, Gambia, Gabón, Ghana, Guinea, Guinea Bissau, Guinea Ecuatorial, Kenya, Liberia, Malawi, Mali, Mauritania, Niger, Nigeria, Uganda, Rwanda, Senegal, Sierra Leona, Somalia, Sudan, São Tomé & Príncipe, Tanzania, Chad, Togo, Zambia). 
  • Zona 2: 
    America Central, del Sur e intertropical: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, French Guyana, Panama, Peru, Surinam, Trinidad and Tobago, Venezuela.

Síntomas y tratamiento de la fiebre amarilla

En la mayoría de los casos es una enfermedad benigna. El periodo de incubación es de 3-6 días, los síntomas son similares a la gripe: el comienzo es espectacular con una temperatura alta, dolores de cabeza, trastornos digestivos diversos y, en general, dolores musculares.

No existe un tratamiento eficaz, pero pueden prescribirse medicamentos para tratar los síntomas (antipiréticos y analgésicos como paracetomal y la codeína). Debe evitarse la Aspirina.

En la mayoría de los casos, la enfermedad desaparece después de 24-72 horas.La convalecencia es relativamente corta y sin secuelas.Por desgracia, este período de calma (remisión período) a veces precede a la aparición de una forma mucho más grave de la enfermedad (período de tóxicos).Varias horas o incluso días después, la fiebre puede subir de nuevo y el paciente puede sufrir hemorragias digestivas, ictericia (de ahí el nombre de la fiebre amarilla) y problemas renales graves.El paciente puede sufrir delirios y convulsiones y caer en estado de coma.Esta forma grave de fiebre amarilla a menudo desencadena en muerte.

Cómo prevenir la fiebre amarilla

Debido a la ausencia de cualquier tratamiento específico para la fiebre amarilla, es absolutamente indispensable contar con la vacunación.

También es muy recomendable para todas las zonas tropicales de África y América.También es necesaria si acabas de viajar a un país endémico, incluso después de un simple tránsito, para entrar en la mayoría de los países tropicales y subtropicales, incluyendo Asia y Oceanía. 

La vacuna sólo puede adquirirse en un centro autorizado, en una sola inyección que se valida en una cartilla de salud específica.Debe ser administrada al menos 10 días antes de la salida.Este periodo representa el tiempo necesario para una vacuna eficaz.La vacuna contra la fiebre amarilla tiene una validez de 10 años.Pero ¡cuidado! esta vacuna no se recomienda para las personas alérgicas al huevo. 

Si tienes cualquier problema durante el viaje, no esperes hasta llegar a casa a consultar a un médico.El médico de tu empresa de asistencia está disponible para resolver cualquier pregunta o duda que puedas tener sobre tu salud.

Viajeros que nececistan protección

Esta vacuna no se recomienda para niños menores de 6 meses de edad, mujeres embarazadas, personas que sufren de inmunodeficiencia y ciertos pacientes alérgicos.Estos cuatro tipos de viajeros deben evitar, por tanto, planear sus vacaciones en las regiones endémicas de fiebre amarilla.Si el viaje es absolutamente necesario, el médico del centro de vacunación certificado evaluará los beneficios de una vacunación de acuerdo a los riesgos.

AWP P&C SA. Sucursal en España es el establecimiento permanente en España de la entidad aseguradora francesa AWP P&C SA. inscrita en el Registro Administrativo de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con la Clave E-0202; y en el Registro Mercantil de Madrid Tomo 26.138, Folio 140 Sección 8, Hoja M-471120. Para contactar con AWP P&C SA. Sucursal en España puede hacerlo a través de email (comercial@allianz-assistance.es), teléfono (902 102 998), o correo postal: Ramírez de Arellano, 35, 3ª planta, 28043 - Madrid. NIF nº:W0034957A

AWP P&C SA. está autorizado por el órgano superior de seguros francés ACP (Autorité de Controle Prudentiel) y forma parte de Allianz Group.