Contratación
Acceso profesionales

Seguro de esquí: Destino nevado

Dicen los que lo practican, que esquiar es la mejor forma de disfrutar de la naturaleza, y a esto se une la práctica del esquí un deporte que cada día tiene más adeptos, lo que son dos ventajas en una.

Bajar una montaña con nieve virgen, por donde no ha bajado nadie todavía, es una sensación que no se puede contar, hay que vivirla. Pero esta sensación tiene riesgos, y no son raras las caídas y las lesiones, especialmente las roturas de extremidades. Cuenta siempre con un seguro de esquí ya que, si no siempre se puede evitar una caída, sí al menos minimizar las consecuencias o no añadir más problemas.

Como en casi todas las prácticas, llevar un buen equipo no es sólo para ser el más elegante de la pista, sino que los materiales modernos también ofrecen altos grados de seguridad. Abrasiones, golpes de ramas, caídas, torceduras... son cuestiones que están a la orden del día pero que con un buen equipamiento pueden evitarse en muchos casos. Las fijaciones y las botas, las gafas para proteger los ojos de elementos extraños o del sol, los guantes, los esquís y bastones, o incluso un buen casco están preparados para aguantar un trato duro, y absorberán los golpes que, de lo contrario, te llevarías tú.

Pero tampoco olvides cuestiones como la protección solar. En la nieve se refleja el sol que puede quemarte la piel y un pantalón y anorak te protegerán del sol y también de las bajas temperaturas. Como puedes ver, hay muchos factores a tener en cuenta, y un seguro para la nieve debe ser parte de tu equipo básico.

En el esquí hay dos reglas de oro: conocer los riesgos y respetar las normas. Como ya hemos comentado antes, no hay mejor sensación que deslizarse por una ladera virgen. Pero siempre debes saber que no se puede ni se debe esquiar fuera de pista o en las que estén cerradas. Los responsables de las pistas conocen mejor que nadie el estado de éstas, y si las cierran no es por capricho (cuántas más haya abiertas, más público y por tanto más negocio), sino porque no están en condiciones de uso. La nieve puede no tener el espesor ideal y que te encuentres rocas o incluso barrancos sin señalizar, y contra eso no suele servir que vayas bien equipado. Por no hablar del problema de aludes, que pueden ponerte en peligro a ti y a toda la gente de la pista.

España dispone de 34 estaciones de esquí repartidas por todo el territorio, todas ellas con una calidad y servicios inmejorables. Pero si buscas algo en el extranjero, puedes optar por Austria, Francia, Italia, Suiza, Andorra, o incluso Estados Unidos. Consulta con tu agencia de viajes que te ayudarán a elegir lo mejor para ti.

Por lo demás, lo importante es disfrutar de una jornada en la nieve. Siempre es más divertido y seguro esquiar acompañado, y recuerda que la gente que tienes delante y las que ya estaban en la pista tiene prioridad de paso.

Teniendo en cuenta estas premisas, disfruta de la naturaleza, del aire limpio, de los amigos, del deporte, de la adrenalina al bajar una pendiente... y asegúrate de no hacer aquello que no te gustaría que te hicieran, así como "plantar las semillas" para poder volver la semana siguiente. Sería una pena tener que guardar cama por una mala caída mientras tus compañeros disfrutan de la montaña. Y si eso pasa, te alegrarás de haber elegido contratar alguna de las diferentes modalidades de seguros de snowboard, de esquí o de otras variedades relacionadas.

    

AWP P&C SA. Sucursal en España es el establecimiento permanente en España de la entidad aseguradora francesa AWP P&C SA. inscrita en el Registro Administrativo de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con la Clave E-0202; y en el Registro Mercantil de Madrid Tomo 26.138, Folio 140 Sección 8, Hoja M-471120. Para contactar con AWP P&C SA. Sucursal en España puede hacerlo a través de email (comercial@allianz-assistance.es), teléfono (902 102 998), o correo postal: Ramírez de Arellano, 35, 3ª planta, 28043 - Madrid. NIF nº:W0034957A

AWP P&C SA. está autorizado por el órgano superior de seguros francés ACP (Autorité de Controle Prudentiel) y forma parte de Allianz Group.