Coberturas del seguro de impago del alquiler

Quien más y quien menos ha soñado alguna vez con tener una casa en propiedad. Disponer de una vivienda no sólo reporta tranquilidad sino que, en ocasiones, puede convertirse en una buena fuente de ingresos. El mercado del alquiler gana posiciones en una sociedad cada vez más independiente pero ¿cómo garantizar la protección de tu inmueble si te decides a arrendarlo?

Contratar un seguro de impago de alquiler con las coberturas adecuadas es una cuestión que has de barajar si estás pensando en convertirte en arrendador. Aunque en un escenario ideal no tiene por qué haber ningún problema, lo cierto es que no siempre encontrarás los inquilinos soñados y es posible que tengas que hacer frente a situaciones desagradables.

La principal preocupación de cualquier propietario es que sus inquilinos dejen de pagar las cuotas o, lo que es lo mismo, verse inmerso en una espirar de impago de alquiler difícil de resolver. Sin embargo, este no es el único contratiempo al que estarás expuesto como arrendador y es que, ya sea derivado de esta situación o con protagonismo propio, pueden darse otras muchas situaciones que te quiten el sueño.

Para salvar todas ellas, la mejor opción es contar con el aval de un buen seguro de impago que incluya toda una serie de coberturas capaces de garantizar un alquiler seguro. Entre las que no pueden faltar has de incluir:

  • Impago de renta: Un buen seguro de impago de alquiler te permitirá recuperar las cuotas no abonadas por tus inquilinos en base a las condiciones particulares de tu póliza. La aseguradora asumirá los importes correspondientes a 6, 9 ó 12 meses, en función de lo que hayas decidido en el momento de la contratación de tu seguro de impago.
  • Asesoría jurídica: Podrás consultar telefónicamente a un amplio grupo de expertos que te asesorarán velando siempre por tus intereses. Además, siempre que sea necesario, contarás con el respaldo legal necesario para la reclamación por incumplimiento de contrato o daños en la vivienda así como la defensa penal o jurídica de tus intereses como consumidor en lo que al alquiler de tu casa se refiere.
  • Reparación de daños por actos vandálicos: El impago del alquiler no es el único daño que pueden ocasionarte unos inquilinos malintencionados. Es posible que, una vez abandonen el inmueble, tengas que enfrentarte a desperfectos ocasionado en su interior. Un seguro de impago de alquiler incluye esta eventualidad entre sus coberturas así como los gastos de cerrajero y cambio de cerradura.

Desliza para ver más

Principales coberturas de un seguro de impago del alquiler
Impago de renta Reclamación incumplimiento contrato
Reparación de daños por actos vandálicos Defensa penal
Gastos de cerrajero y cerradura por desahucio Defensa jurídica del consumidor
Gastos de cerradura por actos vandálicos Reclamación por daños en la vivienda
Asesoramiento jurídico telefónico Reclamación otros seguros
Redacción y revisión de documentos legales Conexión con despacho de letrados
Desahucio de la vivienda por falta de pago Defensa supletoria de la RC

Si estás decidido a poner tu vivienda en el mercado del alquiler con todas las garantías, la contratación de un seguro de impago será un proceso sencillo que te reportará una gran tranquilidad. El asesoramiento experto te ayudará a dar con la opción más apropiada en cada caso, eligiendo las coberturas que más se adapten a tus necesidades individuales.

Para rubricar un alquiler seguro, solo habrás de seguir estos pasos:

1. Asesoramiento: Puedes contactar directamente con los expertos o dejar que sean ellos quienes te informen sobre todas las posibilidades solicitando una llamada gratuita.

2. Presupuesto: En función de la cuota pactada con tus inquilinos y el número de mensualidades que quieras cubrir con tu seguro de impago del alquiler, los profesionales calcularán el precio final y te informarán de todas las coberturas adicionales de las que dispondrás.

3. Estudio de viabilidad: Conocer los riesgos será básico para garantizar la viabilidad de la operación y, por eso, antes de rubricar tu seguro de impago del alquiler, será necesario realizar un estudio de viabilidad de tu inquilino. Este trámite requerirá que aportes cierta documentación que habrás de recopilar para poder disfrutar de todas las coberturas de tu seguro.

4. Tranquilidad: Una vez analizado el perfil del inquilino y el arrendamiento, siempre que el estudio de viabilidad resulte positivo, se hará efectiva la póliza correspondiente, una herramienta que te permitirá ganar en tranquilidad ante las posibles eventualidades.

¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos