10 cosas que tienes que hacer en Moscú

La capital rusa es una de las ciudades más interesantes y curiosas del mundo, retratada en múltiples ocasiones en el cine por su cultura y monumentos espectaculares. Añadido a su infraestructura y sistemas de comunicación, en Moscú resulta fácil moverse por la ciudad ya que la mayoría de ciudadanos entienden inglés. Eso sí, debido a las temperaturas extremas de la ciudad, es recomendable visitarla en primavera o verano para poder disfrutar de ella en todo su esplendor. Una vez allí te recomendamos:
Estrenado en 1825, es uno de los principales símbolos de la capital tanto por su espectacular arquitectura como por ser el centro que acoge la principal compañía de ballet del mundo. Es también uno de los principales centros para los amantes de la ópera.
El centro de Rusia por excelencia. Esta histórica plaza ha sido el principal centro cívico desde la época de los zares hasta la actualidad. En ella se encuentran la Catedral de San Basilio, el patíbulo, los monumentos a Minin y Pozharsky y el mausoleo de Lenin.
El metro de Moscú esconde grandes tesoros. Durante la época soviética se convirtió en un verdadero homenaje al pueblo y dirigentes como Stalin los decoraron como si de verdaderas obras de arte se tratase. Especialmente recomendables las estaciones de Kievskaya, Teatratnaya, Novoslobodskaya, Novokuznetskaya y  Mayakovskaya.
La ciudad no sería lo mismo sin este espectacular templo. Cada vez que se nos viene Moscú a la cabeza pensamos en este original edificio, Patrimonio de la Humanidad desde 1990. Mandada construir por Iván el Terrible en 1552 para celebrar la toma de Kazán, podrás disfrutar de los frescos que acoge en su interior por 6 euros.
Una de las estatuas más grandes del mundo, está recogida entre las 10 más grandes del mundo. Con 96 metros de altura, se finalizó de construir en 1997.
Dividido en las sección del Nuevo y Viejo Arbat, se trata de uno de los barrios que no debes perder la oportunidad de visitar. Hogar de numerosos artistas y personajes de la nobleza rusa, pasó a ser un barrio de altos funcionarios durante la era de la Unión Soviética. Actualmente, mantiene la distinción que le ha venido acompañando durante estos últimos años. ¡No te pierdas la casa-museo Pushkin!
Este es uno de los cafés literarios más destacados de Europa. Recibe su nombre del personaje principal de la novela de Bulgakov ‘El Maestro y Margarita’. Un lugar ideal para disfrutar de un café o infusión al ritmo de jazz.
Esta opción es, además de muy agradable para ver la ciudad de forma rápida y entretenida, bastante económica. El viaje varía entre 10 y 20 euros. Eso sí, se recomienda reservar este plan para verano, ya que el frío puede enturbiar la experiencia. Los barcos zarpan desde la Plaza de Europa.
Desde sus imponentes, a sus jardines, pasando por toda clase de edificios de gran valor histórico como el Palacio del Kremlin, el Campanario de Iván el Grande, o las catedrales de Asunción y de la Anunciación. Una de las paradas obligatorias de esta gran ciudad.
Fundada por el rico comerciante Pavel Tretiakov en 1892 es una de las principales referencias del arte ruso. Podrás encontrar a grandes artistas locales como Mijaíl Vrubel, Vasily Vereshchagin y Sergei Konenkov. 
Como ves, Moscú tiene muchas maravillas que descubrir y muchos lugares que ver. Para que disfrutes con toda la tranquilidad de tu viaje a Moscú, necesitarás un seguro de viaje para Rusia. Este seguro no solo es un requisito para entrar al país, sino que también es una forma de viajar con la seguridad que da saber que estás cubierto ante cualquier imprevisto. 
¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos