Abrígate en la nieve: el truco de las tres capas

Si vas a disfrutar de un día en la nieve o de una jornada de esquí, lo ideal es, además de ir bien abrigados, que la vestimenta permita una movilidad cómoda y adecuada.

¿Conoces el truco de las tres capas? Altamente utilizado entre los veteranos de la nieve, te resultará extremadamente útil a la hora de salir a practicar tu deporte favorito. Recuerda que durante tu estancia y a lo largo del día puede que pases por diferentes estados de calor y frío. También es posible que sudes. 

Por todas estas razones, La primera norma es que la ropa que lleves a la montaña sea impermeable. Debes protegerte tu propia sudoración y de la nieve, que empapará tu ropa. Mantener el cuerpo seco es básico para sufrir lo menos posible durante el día y lo mismo ocurre en relación al calzado y a los calcetines, que podrían jugarte una mala pasada. 

También conocida como 'segunda piel'. Se trata de una de las más importante. Necesitamos que no retenga el sudor para evitar enfriamientos. Para ello, es aconsejable no usar camisetas de algodón: pueden absorber hasta cuatro veces más cantidad de agua que otras y su secado es muy lento. Lo ideal es que apuestes por materiales térmicos orientados a la práctica de deporte, ya que además de mantenerte seco, retendrán tu calor corporal. Se incluyen en esta categoría camisetas interiores, mallas y guantes.
Ésta se denomina también 'capa de aislamiento'. La misión en este caso no es tanto la de calentarnos como la de aislar a nuestro cuerpo de elementos externos como el frío o la humedad. En este caso se pueden apostar por forros polares y materiales de trekking. Se comprende en este grupo las prendas de tren superior, los pantalones interiores, los gorros y los calcetines.

La llamada 'capa de protección'. Protege del viento, la humedad y debe ser transpirable e impermeable. El viento es el verdadero enemigo del calor corporal y pone a prueba nuestras defensas constantemente. Esta ropa debe ser además resistente a los golpes y abrasiones que se puedan producir con la propia nieve, o rocas y ramas. Se incluyen aquí cortavientos, softshells, chaquetas, pantalones...

El método de las tres capas te ayudará a mantener una óptima temperatura corporal durante tu día en la nieve. Si, además, vas a practicar esquí o snowboard, y quieres hacerlo con todas las garantías y tranquilidad, ¡no olvides tu seguro

¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos