Qué ver en Bruselas en dos días

¿Estás pensando en hacer una escapada a Bruselas para dos días? Si quieres planificar un fin de semana para viajar hasta esta hermosa y tranquila ciudad belga es conveniente que sepas qué ver y qué hacer para que puedas aprovechar al máximo tu viaje. ¿Quieres saber cómo? Entonces, te animamos a que sigas leyendo.

La alimentación es algo fundamental en cualquier viaje, ya sea en suelo patrio o en el extranjero. Hacerlo en destinos internacionales no tiene por qué suponer mayor estrés si eres alérgico sobre todo, si antes de elegir dónde comer, conoces la oferta del lugar en cuestión. ¿Te seducen la idea de comer en un restaurante vegano o prefieres no arriesgar y optar por una carta que incluya recetas sin gluten?

Buscar en internet tiendas de alimentación o restaurantes especializados antes de poner rumbo a tu destino y confeccionar una lista de posibles sitios para comer, limitará las posibilidades de sufrir una intoxicación alimentaria.

La capital de Bélgica tiene muchos lugares que la convierten en un punto de interés turístico de primer orden. Además, los vuelos suelen ser casi siempre muy asequibles.

Sin duda, uno de los lugares más conocidos de la ciudad es la Grand Place, la plaza central de Bruselas. Está considerada como una de las más bellas y, por eso, la mayoría del tiempo está a rebosar de gente.

 La Grand Place fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO y cualquier época del año es perfecta para visitarla. No obstante, en esta plaza suelen celebrarse dos eventos muy famosos, uno de ellos en Navidad y otro en agosto, por lo que puedes planificar tu viaje en consecuencia.

 Además, cada dos años, el 15 de agosto la Grand Place se convierte en un enorme tapiz de flores. La plaza se llena de un olor muy dulce y agradable, donde los colores adquieren un gran protagonismo. Es una experiencia que, indudablemente, no deberías perderte.

Como turista, seguro que estás muy interesado en acercarte a uno de los símbolos más representativos de Bruselas: el Manneken Pis. Esta pequeña estatua de un niño desnudoque simula que está orinando en una fuente es un icono mundialmente conocido de la capital belga.

 Si estás interesado en acercarte a esta estatua para sacarte una foto de recuerdo, debes dirigirte a la parte antigua de Bruselas. El Manneken Pis se encuentra entre las calles L’Etuve y Chene.

 Lo cierto es que esta estatuilla es muy querida no solo por las personas que viven en Bruselas, sino por todo aquel que se acerca a verla. Es posible que en un principio te produzca risa; sin embargo, también te hará sentir una entrañable ternura.

Qué hacer en Bruselas en dos días
Además de visitar los lugares de interés que ahora ya conoces, no puedes irte de Bruselas sin haber degustado su exquisita gastronomía. Seguramente, ya sabrás que esta ciudad es muy conocida tanto por su chocolate como por su cerveza. Por eso, te recomendamos que los pruebes.

Si quieres degustar un buen chocolate belga no te puedes perder el de la marca Pierre Marcolini. No obstante, si no logras encontrarlo o te parece demasiado caro, existen otras opciones. Por ejemplo, Godiva, una marca que seguro que te suena porque es de las más conocidas en todo el mundo. Además, hay otras como Nehuaus, Gallery y Leonidas (esta última es una de las más asequibles).

No te decimos nada nuevo, pero no está de más repetirlo: el chocolate de Bruselas es realmente exquisito. Así que si eres un verdadero apasionado de este dulce no te puedes ir de esta ciudad sin probarlo.

Por supuesto, también te recomendamos que te acerques a cualquier café de la Grand Place y que disfrutes de sus deliciosos gofres. Los tradicionales se conocen como wafles y se comen calientes. Luego puedes elegir si quieres acompañarlos con azúcar, con crema de chocolate o con frutas. ¡De las tres maneras están deliciosos! 

Por último, no te puedes olvidar de probar una de las bebidas más típicas de Bélgica: la cerveza. Los habitantes de Bruselas se sienten muy orgullosos de elaborar algunas de las mejores cervezas del mundo. Hay múltiples variedades y graduaciones. De todos modos, vamos a darte algunas recomendaciones.

Una de las cervezas belgas que más se suele tomar es la conocida como Abadía. Sin embargo, Grimbergen y Leffe son marcas también muy recomendadas que, seguramente, has visto alguna vez en los supermercados. En Bruselas te animamos a que pruebes su variedad rubia. Es realmente deliciosa y, acompañada de un gofre, lo cierto es que se convierte en un tentempié genial para recuperar fuerzas y seguir descubriendo otros puntos de interés de la ciudad.

Ahora que ya sabes qué ver en Bruselas en dos días, ¿a qué esperas para preparar las maletas? Si quieres pasar un fin de semana fantástico, esta ciudad es una excelente opción: está cerca, es muy fácil llegar y está llena de atractivos turísticos y gastronómicos. Reserva tus vuelos, contrata un seguro de viaje y prepárate para disfrutar al máximo. Seguro que no te arrepentirás.

¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos