5 tips a tener en cuenta para
contratar tu seguro de alquiler

Tener una vivienda en propiedad abre ante ti un universo de posibilidades. No se trata sólo de una solución habitacional sino que, bien gestionada, puede convertirse en una fuente de ingresos que aumente tu patrimonio o mejore tu situación económica. El mercado del alquiler es un sector al alza y es que, en muchas ciudades, se ha convertido en la opción más popular entre quienes buscan un hogar.

Ser propietario te permite observar la situación desde una cierta posición de ventaja o, lo que es lo mismo, puede servir a tus intereses en el plano económico. Sin embargo, poner un inmueble a disposición de un extraño exige cierta responsabilidad. Más allá de hacer que tu vivienda sea atractiva para los potenciales inquilinos, conlleva una labor exhaustiva de análisis de ventajas e inconvenientes. En este escenario, contratar un seguro de impago de alquiler puede hacer que la balanza se incline a tu favor y termine por convertir el arrendamiento de la casa en cuestión en un remanso de paz.

Pero ¿por qué contratar un seguro? ¿Qué riesgos corre tu propiedad una vez rubricas un contrato de arrendamiento? ¿Cómo enfrentarte a un inquilino moroso? ¿Quién asume los gastos derivados de actos vandálicos en el interior de la vivienda? Estas y otras cuestiones pueden resolverse con un buen asesoramiento y la elección de la póliza apropiada de modo que, antes de contratar tu seguro de alquiler te contamos 5 tips que te serán de gran utilidad:

Es posible que, una vez barajes la posibilidad de poner tu casa en alquiler, te asalten multitud de dudas al respecto. Desde la elaboración del contrato, las cláusulas a incorporar al acuerdo, las responsabilidades de arrendador y arrendatario o cómo reaccionar ante según qué situaciones, hay multitud de detalles que reclamarán tu atención. Por eso, un asesoramiento especializado es fundamental para elegir el mejor seguro de impago de alquiler que te ayudará a resolver cualquier cuestión relativa a tu arrendamiento.
Ya lo dice el refrán: “las apariencias, engañan” y en materia de alquiler, como en muchos otros aspectos de la vida cotidiana, no hay que dejarse llevar demasiado por las primeras impresiones. Si estás decidido a contratar un seguro y alquilar tu vivienda, has de saber que antes de emitir la póliza, se realizará un estudio de viabilidad de los posibles inquilinos para minimizar, en la medida de lo posible, los riesgos.
Entre las preocupaciones principales que pueden quitarte el sueño si tienes una vivienda en alquiler, está el hecho de tener unos inquilinos morosos. Sin embargo, existen otras muchas cuestiones que has de contemplar. Antes de decidirte por contratar un seguro u otro, analiza las coberturas que te ofrece e, incluso, negocia condiciones particulares para encontrar una póliza que se adapte a tus necesidades.
Entendiendo el alquiler de tu vivienda como una fuente de ingresos constantes, proteger el pago de las rentas se antoja, más que una opción, una necesidad. En este sentido, el seguro de impago de alquiler te ofrece distintas alternativas, garantizando el cobro de las mensualidades durante 6, 9 ó 12 meses.
Dicen que las palabras se las lleva el viento pero, eufemismos al margen, uno de los pilares sobre los que has de asentar el alquiler de tu vivienda es el contrato de arrendamiento. Si tienes conocimientos jurídicos no necesitarás ayuda pero, en caso contrario, las cláusulas, obligaciones y terminología en general, puede sonarte a chino. Tanto es así que, a la hora de elegir un buen seguro de impago del alquiler, no está de más que apuestes por uno que incluya entre sus coberturas la redacción y revisión de documentos legales, ya sea en forma de contratos de arrendamiento de la vivienda o de requerimientos y comunicaciones relativos a la renta y situación del alquiler en cuestión.

Coberturas básicas del seguro de impago del alquiler

 

  • Cobro de alquiler garantizado en caso de impago (6, 9 ó 12 meses).
  • Reparación de daños por actos vandálicos en la vivienda.
  • Gastos de cerrajero y cerradura por desahucio.
  • Asesoramiento jurídico telefónico.
  • Redacción y revisión de documentos legales.
¿Aún no tienes claro cómo elegir tu seguro de impago de alquiler o cuál es la mejor opción?  ¡Contáctanos!
¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos