5 destinos de verano en España con niños

La época estival es sinónimo de vacaciones pero sacar el máximo partido al verano exige dar respuesta a la eterna pregunta ¿dónde viajar? La cuestión no es sencilla de resolver, sobre todo, porque cada viajero tiene su propia concepción de verano ideal. ¿Sol y playa para unas vacaciones con amigos? ¿Un destino cultural para una escapada romántica? ¿Algo de naturaleza para huír de la jungla del asfalto en verano?

Hay propuestas para todos los gustos pero si se trata de viajar con niños, decidir dónde viajar puede convertirse en una auténtica gymkana. Y no es que supongan un hándicap, nada más lejos de la realidad. Sino que los pequeños de la casa tienen sus propias necesidades que, de un modo u otro, hay que tratar de integrar en el planning vacacional para hacer de su verano (y el vuestro) un recuerdo inolvidable.

¿No tienes claro si mar o montaña? ¿Norte, sur, este u oeste? Tranquilo porque hemos seleccionado cinco destinos en España de lo más recomendable para viajar con niños este verano y disfrutar al máximo de las vacaciones. ¡Allá vamos!

La alimentación es algo fundamental en cualquier viaje, ya sea en suelo patrio o en el extranjero. Hacerlo en destinos internacionales no tiene por qué suponer mayor estrés si eres alérgico sobre todo, si antes de elegir dónde comer, conoces la oferta del lugar en cuestión. ¿Te seducen la idea de comer en un restaurante vegano o prefieres no arriesgar y optar por una carta que incluya recetas sin gluten?

Buscar en internet tiendas de alimentación o restaurantes especializados antes de poner rumbo a tu destino y confeccionar una lista de posibles sitios para comer, limitará las posibilidades de sufrir una intoxicación alimentaria.

Cosmopolita y llena de vida Valencia es otra de las ciudades capaz de convertirse en el mejor escenario para unas vacaciones en familia. De hecho, su oferta de ocio y servicios hacen de ella un destino ideal para viajar con niños. Aunque la Malvarrosa y las Arenas son sus dos playas más populares, a escasos diez kilómetros de la ciudad y al abrigo del Parque Natural de la Albufera puedes encontrar auténticos tesoros de dunas naturales y vegetación en playas salvajes como el Saler, la Devesa o la Garrofera.

¿El plan perfecto? No dejes de sucumbir a los encantos de una auténtica paella valenciana y no olvides incluir en tu agenda del verano en Valencia una visita a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, una cita imprescindible si vas a viajar con niños. 

Dénia en Alicante es uno de los destinos para disfrutar en el verano.
Siguiendo con los destinos de playa en España, Dénia (Alicante) es un lugar perfecto para viajar con niños. Aunque su población se multiplica notablemente durante la época estival, tiene multitud de cosas que ofrecer empezando por su riquísima gastronomía que, en 2015, le valió el título de ciudad creativa de la gastronomía declarado por la UNESCO.
Más allá de sus gambas rojas, sus atractivos pasan por sus múltiples playas de ambiente familiar; las impresionantes vistas que puedes disfrutar desde los vestigios de su castillo o la proximidad al impresionante Parque Natural de Montgó en el que podréis disfrutar de distintas rutas de senderismo y una belleza natural digna de contemplar.

Contribuir a la economía local es una manera de practicar el turismo sostenible pero en lo tocante a elegir dónde comer, si el sitio en cuestión no te inspira confianza ni garantía alguna de ser un escenario  capaz de ofrecer comida para alérgicos, tal vez haya llegado el momento de llevar tu propia comida.

Nada de street food ni buffet libre, no alergia que no pueda prevenirse con un buen tupper do it yourself.

La última de las recomendaciones, aunque no por ello la menos importante, tiene que ver con cómo actuar en caso de que tu intolerancia alimentaria se manifieste en plenas vacaciones. Tener un plan de cuidado de la alergia, esto es, una especia de hoja de ruta para saber cómo actuar en caso de emergencia en el que recojas desde la identificación de los síntomas a la medicación o los primeros auxilios que puedes necesitar si la cosa se pone fea. 

Tener a mano  la medicación con la que contrarrestar una reacción alérgica, ya sea adrenalina, antihistamínicos, inhaladores o pomadas es algo que tampoco debes olvidar. Tampoco debes olvidarte de contratar un buen seguro de viaje antes de emprender el rumbo a tu destino: los buenos médicos en el extranjero no son baratos. Más vale prevenir...

¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos