Consejos para aprovechar un año sabático viajando

Aprovechar un año sabático viajando puede ser una de las mejores maneras de disfrutar de una breve pausa en tu recorrido profesional o formativo. Así, en una sociedad donde muchas veces malgastamos nuestro tiempo en actividades que no nos aportan demasiado,  el año sabático puede aportarte un saludable cambio de perspectiva o, incluso, cambiarte la vida para siempre.

Hoy en día, el concepto de año sabático nos hace pensar en el gap year anglosajón. De este modo, en esos países es frecuente dedicar unos meses o un año para tomarse un pequeño respiro. Es un elemento común en todas las carreras y muchos estudiantes deciden tomárselo antes de continuar con sus metas profesionales y personales.

De hecho, bien planificado, puede ser muy beneficioso para tu crecimiento personal y marcar un punto de inflexión en tu carrera.

Los motivos para tomarse un año sabático puede ser muy diversos: descansar después de un gran esfuerzo profesional o formativo, reflexionar antes de emprender cambios importantes en tu vida, probar cosas nuevas, etc.

Tomarte un año sabático puede ser una forma de conocerte mejor en todos los niveles, ya que dispondrás de un tiempo solo para ti. Esto puede ser una auténtica novedad, ya que desde que empezamos a vivir en sociedad dependemos de unos ritmos que siempre nos son impuestos. En definitiva, nunca tenemos todo el tiempo para nosotros mismos.

Sin embargo, durante el año sabático puedes hacer cualquier cosa que realmente te interese y no hayas podido hacer antes por falta de tiempo: estudiar algo que te apasione, aprender a tocar un instrumento, escribir un libro, redecorar tu casa o empezar a construirla y, por supuesto, viajar.

Sin duda, los viajes largos, pausados y sin contar los días, pueden ser una de las mejores opciones para tu año sabático. Regresarás cambiado, tanto a nivel físico como mental, totalmente renovado y listo para emprender una nueva etapa personal y profesional.

Viajar por el mundo en tu año sabático es una gran opción para romper los esquemas y aprovechar mejor el tiempo. Si quieres sacarle todo el partido, es importante que planifiques con calma tu viaje. Define tu presupuesto, elige la ruta y fija los destinos que más te interesen.

Por supuesto, si vas a hacer un viaje de varios meses o un año, es importante que te plantees contratar un seguro de viaje anual que te cubra durante todo el año sabático, con independencia de dónde te encuentres. Hoy en día, estas pólizas son más asequibles que nunca y te permiten viajar con total tranquilidad.

Si eres amante de la naturaleza, puedes disfrutar como nunca en tu año sabático viajando por esta isla - continente. Es cierto que Australia es uno de los destinos más caros, pero es posible ajustar el presupuesto si prescindes de lujos y buscas alojamientos asequibles.

Los principales atractivos de Australia son sus costas con playas maravillosas y un interior repleto de paisajes increíbles, con animales y plantas que probablemente nunca hayas visto.

Y si quieres tener una estancia más activa, puedes aprovechar el año sabático para mejorar tu inglés, practicar algún deporte de naturaleza o iniciarte en la fotografía en lugares de ensueño.

Hong Kong es una buena opción si quieres disfrutar de un viaje intenso y distinto. Conocer esta ciudad es apostar por una puerta diferente hacia China y la cultura oriental.

Se trata de un lugar al que podemos llegar con vuelos baratos y disfrutar de una estancia relativamente asequible para presupuestos limitados. Experimentar con las comidas, conocer otra cultura o incluso iniciar el aprendizaje del chino, una de las lenguas con más proyección del mundo, son buenas formas de invertir tu año sabático sin gastar demasiado dinero.

Consejos para aprovechar un año sabático viajando

Sudamérica es uno de los destinos ideales para pasar un año sabático low cost repleto de emociones. Sin duda, recorrer esta zona en coche, moto o bicicleta puede abrirte nuevos horizontes: paisajes increíbles, culturas distintas, naturaleza salvaje e historias desconocidas estarán a tu alcance sin necesidad de cambiar de idioma.

En este sentido, la facilidad de comunicación y el carácter abierto de la gente, te harán más sencillo conocer personas y entablar amistades difíciles de olvidar.

Ahora que ya conoces nuestros consejos para aprovechar tu año sabático viajando, ¿estás decido a emprender esta aventura? Si tienes un buen plan y espíritu abierto, seguro que este viaje te cambiará la vida.

¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos