Los 5 pueblos de Cinque Terre:
entre el mar y la montaña

En la Provincia de La Spezia, situada al norte de Italia, y más concretamente en la región de Liguria, se encuentra Cinque Terre (“Cinco Tierras”). Compuesta por cinco poblaciones, esta zona montañosa llama la atención debido a sus características geográficas, ya que las viviendas se encuentran escalonadas entre el mar de Liguria y los Alpes Apuanos. Hoy te contamos más acerca de este paradisíaco destino declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Situada en lo alto de un promontorio de roca oscura, esta localidad es la segunda más pequeña de las Cinque Terre. Esta villa se erigió, tanto sus viviendas como el puerto, entorno al curso del río Groppo, ahora cubierto. De hecho, la calle principal, llamada Via di Mezzo, sigue el curso del agua. La iglesia parroquial, de estilo gótico, es de 1338 y cuenta con oratorio y campanario.
Este pueblo, el más tranquilo de los cinco, está conectado con Riomaggiore gracias a la Via dell’Amore.
Manarola

Estructurado en terraplenes de diferentes niveles, este pueblo es el más oriental de Cinque Terre. Sus viviendas de cuatro plantas (casas torre) llaman la atención de los visitantes debido a los colores ligures de sus fachadas. En la parte más alta de la localidad se encuentra la iglesia de San Giovanni Battista, que data del año 1340.

Cabe destacar que en Riomaggiore comienza la Via dell’Amore, una calle peatonal muy romántica que llega hasta Manarola. Desde allí, se pueden contemplar unas vistas espectaculares, pero actualmente está cerrada al público por problemas de seguridad.

A un centenar de metros sobre el nivel del mar, Corniglia es el único pueblo sin acceso al océano. Además de ser el más pequeño, sus viviendas son más bajas, por lo que es la localidad que más se diferencia de las Cinque Terre. Arquitectónicamente destaca su casco antiguo, construido alrededor de la Via Fieschi, y la iglesia de San Pietro, erigida en 1334 sobre los restos de una capilla del siglo XI.
Para poder acceder a Corniglia hay que bajar la Lardarina, una escalinata de 377 escalones. Otra posibilidad es llegar gracias a la carretera que conduce al pueblo desde la estación de tren.
Corniglia

Fundado alrededor del año 1000, este pueblo erigido sobre un promontorio es el segundo más oriental de Cinque Terre. Al igual que Manarola, Vernazza fue diseñado entorno a un río, en este caso el arroyo Vernazzola, y también fue cubierto. Toda la localidad se inclina y va a dar a su puerto y tan solo es accesible por una carretera.

Su casco antiguo cuenta con calles empinadas y edificios altos y defensivos, al igual que las otras cuatro localidades de Cinque Terre. En concreto, tiene casas torre y el castillo y torreón de los Doria.

El nombre completo de esta localidad, la más occidental de Cinque Terre, es Monterosso al Mare. Construida en un golfo y a lo largo del arroyo Manada, ya cubierto, Monterosso contó con trece torres para defenderse. Actualmente solo queda en pie la torre Aurora, edificada sobre la colina de San Cristóforo, y el campanario de la iglesia de San Giovanni. Cabe destacar que en la iglesia de San Francesco se encuentra la obra Crucifixión del pintor flamenco Van Dyck.
Monterosso es el pueblo más turístico de los cinco, puesto que cuenta con la playa más extensa. Además, en esta localidad se encuentra otro de los grandes atractivos de la zona, Fegina, con numerosos balnearios.
Monterosso
Si tienes pensado ir este verano, tienes que tener en cuenta que van a limitar la cantidad de turistas que visiten la zona a 1,5 millones y establecerán un sistema de pases. ¡Cuidado!
¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos