Los cinco pueblos más bonitos de Madrid

No lejos de los edificios, de las prisas, del bullicio, de la vida que describía Joaquín Sabina en su icónico tema, encontramos un Madrid totalmente distinto. La Comunidad de Madrid cuenta con numerosos parajes cuya belleza es digna de ser admirada. Sin salir de sus fronteras, la capital alberga pequeños pueblos que merecen ser visitados. No pierdas detalle de este post con cinco de esos magníficos lugares.

A 42 kilómetros del centro de Madrid encontrarás este municipio, conocido como Real Sitio y Villa de Aranjuez. Con un Paisaje Cultural declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001, el nombre de Aranjuez está ligado a la historia de la corona en España.  Felipe II ordenó construir allí el Palacio Real que hoy emerge en el municipio ribereño y que forma parte de nuestro Patrimonio Nacional. Dentro de este majestuoso edificio diseñado por Juan Bautista de Toledo y su discípulo, Juan de Herrera, destacan sus impresionantes salones, como el Salón de Espejos, la Salita de la Reina o el Salón del Trono.

El Palacio halla su complemento ideal en los cuatro famosos jardines que tiene alrededor y que reciben los nombres de: Jardín del Parterre, de la Isla, del Príncipe y de Isabel II

Aranjuez es uno de los pueblos más bonitos de Madrid

 Regados por las aguas del Tajo, en estos espacios encontrarás gran variedad de especies vegetales cuidadosamente tratadas, como el Plátano de la Trinidad, un gigantesco árbol de 56 metros de altura y 220 años de antigüedad. Junto a ellas, fuentes como la de Hércules y Anteo, elevan la excelsa belleza de estas fabulosas áreas verdes.

Por si todo esto fuera poco, en Aranjuez podrás descubrir otros rincones únicos como la Casa del Labradorel Tren de la Fresa o la Real Iglesia de San Antonio, que reciben miles de turistas a lo largo del año.

En plena Sierra de Guadarrama, a 45 kilómetros de la Puerta del Sol, aparece alojado el municipio de El Escorial.  Con el título de Villa desde 1565, no hay que confundir esta localidad con su vecino, San Lorenzo del Escorial, de la que quedó segregada en 1792 por orden de Carlos V. Y es que los apenas 3 kilómetros que separan ambos pueblos merecen ser recorridos para visitar el emblema más importante de estas tierras, que no es otro que el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Construido entre 1563 y 1584, el valor histórico y cultural de este edificio es incalculable. Sus paredes han servido como Residencia Real, basílica, panteón, biblioteca y, obviamente, monasterio, actualmente ocupado por frailes de la Orden de San Agustín.

El Escorial se encuentra en la Sierra de Guadarrama

 Una superficie total de 33.327m² de puro arte renacentista, que no solo es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, sino que también es considerada una de las octavas maravillas del mundo.

Además del Monasterio, El Escorial cuenta con una espectacular riqueza floral. Las 1171 hectáreas que forman el Paraje Pintoresco del Pinar de Abantos y Zona de La Herrería, componen un extraordinario bosque de encinas, enebros y fresnos, por el que sobrevuelan las majestuosas cigüeñas blancas, que forman una notable colonia en La Granjilla de la Fresneda.

Con el embalse de Santillana a sus orillas, y el río Manzanares regando sus tierras, este municipio madrileño es el quinto más extenso de la región, con 128, 4 km². A menos de una hora en coche del kilómetro cero, queda enclavada esta preciosa localidad que, entre sus muchos más atractivos cuenta con formar parte del histórico Camino de Santiago.

Manzanares el Real cuenta en su haber con uno de los castillos mejor conservados de la geografía española. Bajo el nombre de Castillo de los Mendoza, este fuerte comenzó su construcción en el 1475, por encargo del duque Diego Hurtado de Mendoza y Figueroa.

Manzanares El Real es uno de los pueblos de Madrid con más encanto

En la actualidad, esta residencia real actúa como museo, en el que destaca una asombrosa exposición de castillos españoles y tapices. Además, en 1931 fue declarado Monumento Histórico-Artístico.

En un entorno natural sin parangón, no puedes abandonar este municipio sin pasear por lugares como La Pedriza, el embalse de Santillana, el Ventisquero de la Condesa y las Cabezas de Hierro, disfrutando de fauna y flora únicas.

En la zona más al norte de la Comunidad, queda localizado este municipio, a unos 70 kilómetros del centro de Madrid. A los pies del puerto de Somosierra, Buitrago de Lozoya recibió el título de Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural en 1993, gracias principalmente, a la espectacular muralla que lo rodea y que es considerada Monumento Nacional.
Buitrago del Lozoya se encuentra a 70 kilómetros de Madrid

Esta barrera de piedra de origen musulmán data del siglo XI y tiene una longitud total de 800 metros y junto al río Lozoya que rodea al municipio completamente, a excepción de su lado meridional, hacían de Buitrago un lugar inexpugnable. El adarve bajo no supera los 6 metros de altura y los 2 metros de grosor, mientras que el alto alcanza los 16 metros y posee un grosor de 3,5 metros.   

A lo largo de toda esta muralla aún se conservan en perfecto estado varios torreones macizos, el foso y la Torre Albarrana. El Alcázar, la Casa del Bosque o el Museo Picasso son algunos de los otros rincones que deberás visitar.

En la Comarca de Las Vegas, a unos 50 kilómetros del centro, aparece el castizo pueblo de Chinchón. Humilde, pero de una atronadora belleza, este municipio posee ese encanto, ese aire nostálgico de las tardes de verano, que queda totalmente manifestado en su famosa plaza.

Datada aproximadamente del siglo XV, esta Plaza de corte medieval cuenta con 234 balcones, que reciben el nombre de claros. Sus edificios de tres plantas cuentan con soportales plagados de pequeñas tiendas y bares, que hacen el disfrute de los cientos de turistas que recorren sus calles cada fin de semana. Como el pueblo en sí, la Plaza Mayor de Chinchón cobra más vida que nunca en sus fiestas patronales en honor a Nuestra Señora de Gracia y San Roque, celebradas del 12 al 18 de agosto.

A escasos metros, se alza la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Terminada en 1626, esta iglesia fue quemada en 1808 por las tropas francesas y restaurada en 20 años después. En su interior, podréis apreciar una de las joyas artísticas más importantes de nuestro país, el admirado cuadro de la Asunción de la Virgen, pintando por el mismísimo Francisco de Goya en 1812.

La Torre del reloj, el Castillo de los Condes y los conventos de San Agustín y las Clarisas, son otros de los puntos de visita obligatorios en esta localidad del sureste de Madrid.

 

“De Madrid al cielo”, dice la famosa frase, pero antes de llegar a él, no olvides visitar algunos de estos preciosos pueblos de la capital de España. Para cualquier problema en tus vacaciones, puedes contar con el seguro de viaje de Allianz Global Assistance.

¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos