¿Has sido víctima de piratería informática?

Durante los últimos años, nuestra vida ha pasado a desarrollarse cada vez más dentro del entorno digital. Realizamos todo tipo de compras online, hacemos operaciones bancarias, nos relacionamos con amigos y familiares, etc. Esto te expone a posibles ataques de un hacker ante los que no siempre sabemos reaccionar.

La piratería informática tiene un sinfín de variedades y el hacker no siempre es un delincuente que busca robarte el dinero o suplantar tu identidad. Sin embargo, las estafas a través de internet están a la orden del día, y no siempre es fácil saber si hemos sufrido un ataque de piratería informática.

Sin duda, los casos más evidentes son los de extorsión, donde nos exigen un “rescate” a cambio de no revelar alguna información íntima o para desencriptar nuestro disco duro. Otro supuesto indudable es el de cargos indebidos en nuestra tarjeta de crédito o casos similares.

Sin embargo, hay otros supuestos que son más difíciles de detectar, como el hackeo de cuentas de correo electrónico o de redes sociales, la suplantación de identidad, la utilización fraudulenta de nuestro ordenador de forma remota, etc.

En todo caso, siempre hay algunos indicios que deberían hacerte sospechar:

  • Si has abierto algún archivo adjunto de correo electrónico y el ordenador empieza a tener un funcionamiento extraño o deficiente.
  • Si algunos de tus contactos reciben spam enviado desde tus cuentas de correo o en redes sociales.
  • Si no puedes acceder a alguna de tus cuentas con tu contraseña habitual ni te permiten solicitar una nueva.

Cuando hablamos de piratas informáticos o hackers, también debemos referirnos al software pirata. Esta forma de piratería, además de su ilegalidad intrínseca, puede ser la vía de entrada para otro tipo de ataques.

Si alguna vez has usado este tipo de programas, seguro que te has encontrado con casos en que tu ordenador se ralentizaba repentinamente, empezaba a producir el cierre súbito de otro software o, directamente, dejaba de funcionar y tenías que formatear el disco duro.

Esto es así porque no es raro que el hacker utilice los programas piratas para introducir algún virus o software espía en tu ordenador.

Te ofrecemos algunos consejos básicos para minimizar las posibilidades de sufrir el ataque de un hacker:

  • Utiliza contraseñas seguras. Es recomendable que tengan al menos una longitud de 8 caracteres y que combinen letras, números y símbolos.
  • No uses la misma contraseña en todos tus servicios online. Por otra parte, es recomendable que las cambies cada cierto tiempo y siempre que sospeches de un posible hackeo.
  • Los antivirus y programas cortafuegos son tus mejores aliados frente al software malicioso. Ten siempre actualizado el antivirus y no lo desactives durante tu navegación en internet.
  • Siempre que pagues con tarjeta de crédito, asegúrate de estar en una página fiable y con los debidos protocolos de seguridad. Verifica que la página de pago tiene una dirección que empieza por https.
  • No contestes a correos sospechosos ni proporciones datos personales a desconocidos. Si te ofrecen un producto extrañamente rebajado o ganas un concurso en el que no has participado, desconfía.
  • En general, guíate por tu sentido común y no bajes la guardia. No hay razón para que seas menos precavido en internet que en el mundo offline.

Es posible que no sepas qué hacer si te hackean el ordenador o si intentan extorsionarte a través de internet, pero no suele ser buena idea acceder a sus peticiones o enviarles dinero.

En todo caso, si crees que tu ordenador está infectado, examínalo con un buen antivirus o, si no es posible, mantenlo desconectado. Si han usado tus tarjetas de crédito, bloquéalas inmediatamente e intenta recuperar los cargos fraudulentos.

De todos modos, si tienes dudas, consulta a un abogado para que te oriente sobre cómo actuar. Además, la Guardia Civil ha habilitado una web para presentar denuncias online de forma sencilla en los casos de delitos informáticos.

En definitiva, si tomas algunas precauciones básicas en tu vida online, es poco probable que caigas en manos de un delincuente hacker. Sin duda, la mejor protección frente a la piratería informática es evitar conductas de riesgo. Así que, con un poco de sentido común y un buen antivirus, puedes seguir navegando tranquilo.

¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos