Viajar a EE.UU. con el seguro de la tarjeta crédito

Llevas meses planeando viajar a EE.UU. y cuándo por fin te decides, después de estudiarte los requisitos para viajar a Estados Unidos, elaborar tu calendario de las vacaciones y revisar que tienes todos los documentos necesarios para entrar al país, llega el momento de atender una última cuestión ¿contrato un seguro de viaje a EE.UU.? La cuestión no resulta trivial y es que, a miles de kilómetros de casa, cualquier pequeño contratiempo puede hacerse un mundo.

Las opciones que se abren ante ti son de lo más variopinto y, no siendo un requisito indispensable para acceder al país, sí que resulta extremadamente recomendable disponer de un seguro médico en Estados Unidos. ¿La razón? Tan sencilla como que, al margen de que puedas sufrir diferentes imprevistos, la sanidad en Estados Unidos no es ni universal, ni gratuita por lo que, hasta la más mínima de las cuestiones que afecte a tu salud puede terminar en un agujero en tu presupuesto si no cuentas con un seguro de viaje.

Como decíamos, hay multitud de maneras de proteger no sólo tu seguridad, sino también tu inversión si tienes en mente viajar a EE.UU. Vivir tu particular sueño americano con independencia de los caprichos del destino, es posible. De hecho contratar un seguro de viaje a Estados Unidos es la mejor manera de conseguirlo. Pero ¿qué pasa con el seguro de la tarjeta de crédito? Es muy probable que sea la primera vez que oyes hablar de este tipo de pólizas y, en cualquier caso, conviene tener claro las normas básicas de su funcionamiento e, incluso, sus peculiaridades.

Por lo general, las tarjetas de crédito suelen llevar implícito un seguro de accidentes que, normalmente, te darán cobertura siempre y cuando sufras algún percance y hayas pagado el trayecto en cuestión con esta. Las garantías dependen, en buena medida, del tipo de tarjeta de crédito que tengas y, salvo excepciones, los viajeros no disponen de las llamadas tarjetas Premium, Gold o Platinum que, en la práctica, son las que mayores coberturas pueden ofrecer. Por eso, antes de viajar a Estados Unidos, siempre y cuando estés barajando la posibilidad de hacerlo con la única protección del seguro de tu tarjeta, la mejor recomendación que podemos hacerte es que consultes con tu entidad bancaria si dispones del mismo y en qué condiciones.

No escatimes en preguntas porque de ello dependerá minimizar el riesgo de sorpresas. Puede darse el caso de que tu seguro de tarjeta cubra gastos médicos pero, si vas a viajar a Estados Unidos, necesitarás que los límites sean amplios. Solo así evitarás que, llegado el momento, la factura de la asistencia en un centro hospitalario termine por convertirse en un problema.

¿Puedes, entonces, viajar a EE.UU. con el seguro de tu tarjeta de crédito? Para gustos los colores, pero nuestro consejo es que no te la juegues. Un problema médico durante las vacaciones ya es bastante trastorno y conviene contar con las garantías apropiadas para no sumar, al disgusto de tu dolencia, un descalabro económico. 

La decisión es tuya pero, lo cierto es que, la experiencia es un grado. Aunque algunas tarjetas de crédito ofrecen productos con amplias coberturas que van más allá de un seguro médico a EEUU, muchas tienen letra pequeña por lo que, contratar un seguro de viaje es una de las recomendaciones básicas de cualquier viajero experto. Las razones hay que buscarlas, no sólo en cuestiones vinculadas a la sanidad en EEUU, sino en el amplio elenco de situaciones a las que es posible que, por una razón u otra, hayas de enfrentarte al viajar a EEUU.

Las posibilidades de personalizar tu póliza son uno de los principales atractivos de un seguro de viaje a Estados Unidos y es que, no sólo podrás decidir sobre los límites en materia de asistencia médica, sino que tendrás a tu disposición un asesoramiento experto a la hora de elegir la póliza o duración más apropiadas para tu viaje. En el capítulo de coberturas, frente a lo que puede ofrecerte el seguro de tu tarjeta de crédito o débito, tendrás claras las distintas garantías que, entre otras cosas, pasan por asumir gastos médicos, equipaje, demora, repatriación y hasta anticipos económicos durante el viaje.

¿Necesitas más razones para tomar tu decisión?

¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos