Patogonia Argentina

2 días en Munich: Guía completa

Aunque sea menos visitada que Berlín, la capital de Baviera es un destino que no debería faltar en tus próximos planes de viaje. En este artículo te contamos qué puedes ver en dos días en Munich, para que aproveches al máximo tu estancia en esta atractiva ciudad alemana.

Munich se encuentra situado al sur de Alemania y dispone de un importante aeropuerto internacional. Por tanto, no te será difícil encontrar vuelos baratos a esta ciudad, a donde puedes llegar en poco más de dos horas desde Madrid o Barcelona.

Tampoco te faltarán alojamientos en Munich, que tiene una amplia oferta hotelera para todos los presupuestos. Si quieres gastar poco, existen cadenas de hoteles económicos que suelen ubicarse en las afueras de la ciudad. Gracias al eficiente transporte público alemán, podrás llegar al centro muy fácilmente.

Como siempre, te aconsejamos que contrates un seguro de viaje que te proteja frente a posibles incidencias durante tu estancia. Son pólizas muy asequibles que pueden evitarte más de un disgusto.

 

Aunque Munich sea una gran ciudad, el centro histórico es realmente compacto, por lo que puedes recorrerlo a pie fácilmente en unas pocas horas.

Te proponemos que empieces tu paseo en la célebre Karlsplatz (tiene estación de metro propia), atravesando la histórica puerta de entrada a la ciudad amurallada (Karlstor).

Desde ese punto arranca la conocida calle comercial Neuhauser. Puedes recorrerla hasta nuestra siguiente parada: la imponente Frauenkirche, que es la catedral de Munich.

Justo al lado de este templo te encontrarás ya con la plaza que puede considerarse el auténtico centro y corazón de la ciudad: Marienplatz. Podrás admirar el antiguo y nuevo ayuntamiento y el famosísimo carillón, con sus espectaculares figuras de tamaño real.

Después de tu paseo por el centro histórico, seguro que se te abre el apetito, especialmente al ver la amplia oferta gastronómica de Munich.

No te será difícil localizar alguno de sus restaurantes tradicionales, con la típica decoración bávara. En ellos podrás degustar las magníficas salchichas de las zonas, el célebre codillo de cerdo, la ensalada de patata, el chucrut o los arenques.

Por supuesto, no dudes en acompañar todo ello de una deliciosa cerveza alemana, servida generosamente.

Y, hablando de cerveza, si viajas fuera de la época del famosísimo Oktoberfest, siempre tienes la opción de acercarte a un biergarten (beer garden). En estos bares al aire libre, casi siempre situados en grandes espacios verdes, podrás descansar después de un día de turismo e integrarte un poco más en el auténtico ambiente de la ciudad.

2 días en Munich: qué ver

Si eres de los que disfrutan de un buen museo, en Munich no te faltarán opciones:

  • El enorme Deutsches Museum es uno de los museos de ciencia y tecnología más interesantes de toda Europa. No obstante, ten en cuenta que necesitarías más de dos días para recorrer a fondo sus casi cinco hectáreas de superficie.
  • Para los amantes de la pintura, existen tres sitios muy recomendables: la Alte Pinakothek, la Neue Pinakothek y la Pinakothek der Moderne.
  • Si te gustan los coches, Munich es la ciudad perfecta para ti. El Museo BMW es auténticamente espectacular, tanto por su arquitectura como por la impresionante colección que alberga. Justo al lado se encuentra el BMW Welt, que también merece una visita.

En cualquier caso, te recomendamos que elijas solo un museo, para que puedas disfrutar de las demás atracciones de la ciudad.

Aunque sea un paseo exprés, no deberías irte de Munich sin recorrer el famoso Jardín Inglés o Englischer Garten. Con más de 400 hectáreas, es uno de los parques urbanos más grandes del mundo.

En él puedes encontrarte desde una enorme pagoda china de madera o una casa de té, hasta un canal que mucha gente aprovecha para practicar surf.

Si te decides a visitar el Museo BMW, también podrás conocer el Parque Olímpico, otro de los espacios verdes más conocidos de la ciudad.

Si te sobra tiempo o puedes alargar tu estancia, podrías realizar alguna excursión para conocer otras parte de Baviera.

El impresionante Castillo de Neuschwanstein es una de las opciones más interesantes. En él se inspiró Walt Disney para diseñar el castillo de la Bella Durmiente.

Otra visita muy recomendable, aunque también difícil emocionalmente, es el tristemente célebre campo de concentración de Dachau, a tan solo 13 kilómetros de la ciudad.

Ahora que ya sabes qué ver en 2 días en Munich, es momento de que empieces a planificar tu viaje. Como puedes ver, no te faltarán cosas que hacer en esta interesante ciudad alemana.

¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos