5 cúpulas que te harán mirar al cielo

Según la definición de la RAE, una cúpula es una bóveda en forma de una media esfera u otra aproximada, con que suele cubrirse todo un edificio o parte de él. Aunque ya desde tiempos remotos se han usado lo que se llaman falsas cúpulas para solventar las cubiertas de edificios, es a partir del imperio romano cuando se comienzan a usar el tipo de cúpulas que hoy en día conocemos. Hoy os proponemos 5 estilos diferentes y todas impresionantes.

Santa María di Fiori, situada en Florencia (Italia), es una de las obras maestras del gótico italiano. Una catedral de grandes dimensiones en la que, como no podía ser menos, la cúpula tenía que ser colosal. Un milagro de la ingeniería de 41 metros de diámetro y 100 de altura diseñados por Filippo Brunelleschi.

A diferencia de otras cúpulas de la época, esta no tenía una forma circular, sino que se trata de una estructura octogonal que descansa sobre un tambor de la misma forma.

Cúpula de la catedral de Florencia
 Una obra sin igual en su momento que dejó al mundo con la boca abierta y que aún a día de hoy despierta la admiración de quien contempla esta obra, tanto su magnífico aspecto exterior como la rica decoración estratificada del interior en la que podemos contemplar una representación del Juicio Final.

Santa Sofía o Hagia sofía, en Estambul (Turquía) fue construida en el año 360 como una iglesia bizantina y reconvertida en mezquita en 1453 tras la toma de Constantinopla a manos del Imperio otomano. En este periodo es cuando se añadieron los minaretes y otros elementos propios de los templos islámicos y se retiraron o cubrieron otros elementos del rito y tradición cristiana.

Hoy en día, y desde 1931, no está consagrada a ninguna religión y solamente ejerce de museo

Cúpula de Santa Sofìa
La cúpula descansa sobre cuatro pechinas y dos semicúpulas lo que permiten que la parte inferior esté repleta de ventanas que permiten la entrada de luz creando un interesante juego de luces que ilumina los mosaicos dorados que adornan esta maravilla arquitectónica de más de 30 metros de diámetro. Hoy en día es uno de los edificios más emblemáticos de Turquía.
Esta magnífica cúpula dorada que descansa sobre un tambor circular recubierto de ricos azulejos vidriados es el remate de un templo islámico de planta octogonal y también ricamente decorado con el mismo tipo de azulejos. Bajo el centro exacto de esta cúpula bulbosa se encuentra un importante tesoro para las tres principales religiones monoteístas.
Cúpula de la Roca
Según la tradición islámica, desde esta roca ascendió al cielo el profeta Mahoma, mientras que para judíos y cristianos este es el punto en el cual Abraham estuvo a punto de sacrificar a su hijo Isaac a petición del propio Yahveh.
Este espectacular edificio del siglo XVII ubicado en Isfahan, Irán es considerado una de las obras maestras del arte persa. La cúpula bulbosa de grandes dimensiones que corona esta mezquita está ricamente decorada con azulejos vidriados de color turquesa y con un intrincado de figuras vegetales en el exterior. Ésta descansa sobre un tambor circular decorado con un cinturón de color azul en la parte superior del tambor y con versículos del Corán en color blanco. Bajo este cinturón, otro espacio de vidriados turquesa con decoraciones en escritura cúfica que quedan separados rítmicamente por una serie de aberturas cubiertas por celosías de obra con formas vegetales y que permiten un paso de luz filtrada al interior
Cúpula de la mezquita del Shah
 En esta parte interna, profusamente decorada, las piezas doradas que la recubren facilitan la luminosidad de la sala. Todo un tesoro del arte islámico.
Totalmente diferente de todas las anteriores, nos encontramos con esta moderna cúpula de cristal que corona el edificio del parlamento alemán, en Berlín. Es obra del afamado arquitecto británico Norman Foster. Esta estructura transparente permite una gran entrada de luz al interior del edificio, efecto que se ve aumentado gracias a un cono invertido recubierto de grandes espejos que reflejan la luz y la hacen penetrar al interior del edificio. 
Cúpula del Reichstag
Además, esta transparencia proporciona unas magníficas vistas panorámicas de la ciudad en 360º. Sin duda, esta obra de ingeniería se ha convertido en uno de los atractivos turísticos de la capital alemana.
¡Comparte en tus redes!
Calcula tu precio
Leer más artículos